gioconda protegida contra el coronavirus
Marca Personal

La realidad, a veces, supera la ficción

Somos parte de la historia reciente de nuestra sociedad y en cada uno está cómo deseamos ser partícipes de ella.

Quién nos iba a decir hace tres meses, cuando brindábamos por el año nuevo, que el 2020 iba a comenzar así: lugares icónicos de nuestra geografía y del resto del mundo desiertos cómo si de una película de tarde de domingo se tratara, sin el clásico bullicio y ajetreo propio de nuestra sociedad.

Prácticamente, hemos dado la bienvenida a la primavera desde nuestros balcones, ventanas y, los que tienen suerte, terrazas. El hashtag #YoMeQuedoEnCasa ya forma parte de nuestra historia reciente. Para la mayoría de nosotros, es una de las formas que tenemos de ayudar a la situación actual, saliendo de casa sólo para llenar la despensa, ir a la farmacia o sacar el perro. Somos muchos los que, desde hace un mes teletrabajamos, pero existen otras realidades como son el ERTE o el paro. De este último, se encuentran personas que no deseaban permanecer de brazos cruzados y, en estos momentos, se suman al resto profesionales en activo como voluntarios para llevar comida a las personas que más lo necesitan y no pueden adquirirla, ya sea por motivos económicos o por ser población de riesgo, o repartiendo material preventivo.

Voluntarios en la lucha contra el coronavirus del diario el pais
Voluntarios en la lucha contra el COVID-19 del diario El País

La vida en la comunidad ha cambiado y, aunque siempre hay excepciones, el compromiso social ha aumentado. Algunos profesionales como psicólogos, fisioterapeutas o cocineros se ponen al servicio de su comunidad, siempre manteniendo las medidas de seguridad, para ayudar a los vecinos que puedan requerir de este tipo de servicios. En el caso de los más jóvenes, que todavía no están ejerciendo en el mercado laboral, se prestan como cuidadores o canguros de los hijos de aquellos padres que trabajan por formar parte de las actividades esenciales dentro de la economía.

Por otro lado, organizaciones y espacios culturales han lanzado propuestas colaborativas que involucran artistas anónimos de cualquier disciplina con el objetivo de crear una memoria gráfica y exponerla, recogiendo así las diferentes experiencias de los ciudadanos durante el confinamiento. Estas son algunas de ellas:

  • Inder Espacio invita a crear una obra artística grupal donde el leitmotiv gire en torno a esta crisis del Covid – 19. El resultado se publicará en sus redes sociales y en su espacio ubicado en la Calle del Sol 47 de Santander, después de la cuarentena.
  • ArtCOVID, perfil de Instagram, anima a artistas y diseñadores a compartir sus creaciones para fomentar la sensibilización sobre la situación. Actualmente, cuenta con más de 1000 publicaciones.
  • Certamen Tipos alienta a grandes y pequeños de Cantabria a enviar sus obras para crear una web donde se pueda visualizar cómo los cántabros viven esta experiencia de forma individual y colectiva. También se están publicando en sus perfiles junto con el hashtag #cuarentenatipos, consiguiendo una mayor difusión del proyecto.
  • imaginCafé, bajo el hashtag #imaginCafeEnCasa, organiza retos creativos (fotografía, composición de collages, escritura creativa…) semanales con pequeñas píldoras formativas, impartidas formato workshop por profesionales en las instastories de su perfil. Una vez finalice este periodo, todas las iniciativas recibidas serán expuestas en su espacio de Barcelona (Calle de Pelayo, 11).
drama 32 reto del bodegon creado por soy andueza dosal para imagincafe
Drama 32, bodegón creado por Soy Andueza Dosal en colaboración con Elisa Andueza para el reto organizado por imaginCafé

Antes de la pandemia, diferentes estudios sobre los flujos de consumo, dirigidos por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) o AC Nielsen, revelaban un incremento de individualismo, narcisismo y falta de participación en la sociedad, sobre todo entre los millenials. Sin embargo, esta nueva adversidad nos está permitiendo volver a entender que la unión nos hace más fuertes quedándonos en casa, ya sea desempeñando una labor voluntaria o profesional, o bien comunicándonos con nuestros seres queridos para brindarles apoyo desde la distancia. Nuestro compromiso social resulta clave, gracias a la suma de cada acción por cada día de cuarentena, porque supone un freno cada vez más poderoso, y, por lo tanto, efectivo contra pandemia.

Es un hecho: un día más es un día menos para acabar con esta situación, salir del confinamiento y volver a la normalidad, pero preservando ese espíritu de comunidad que lo está haciendo posible.

Un Comentario

  • Natalia

    Hola Natalia. Muy buena entrada =). Me gusta mucho que hayas compartido estas propuestas colaborativas, que bien nos pueden mantener entretenidos estos días a la vez que sacamos nuestro lado creativo.

    Y sí, la verdad es que sí, la realidad, a veces, supera la ficción. Nadie podíamos imaginar que pasaría algo así, ya que es totalmente nuevo para nosotros. Entre todos tenemos que ayudar de la mejor forma posible. Lo conseguiremos. #YoMeQuedoEnCasa

    Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies